Posteado por: fogarsconnection | marzo 20, 2007

La vuelta a la Edad Media de Polonia

¿Se imaginan que Aznar tuviera un hermano gemelo y ambos gobernaran en España con el apoyo de formaciones políticas aún más derechistas que ellos mismos?

Una pesadilla así sufren los ciudadanos polacos desde que los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, presidente uno y primer ministro de Polonia el otro, se hicieron con el poder absoluto, compartiendo gobierno junto a otras dos formaciones políticas. Su ascenso hasta asumir el control del país, estuvo basado esencialmente en un discurso populista y demagógico, favorecido por los escándalos de corrupción que acabaron por enterrar a los socialdemócratas que gobernaban hasta entonces. ¿Les suena?

Primero Lech se hizo con la presidencia de la República y en julio de 2006, tras una hábil maniobra política, nombró a su hermano primer ministro, tras asegurarse los apoyos necesarios, aunque, solo un año antes, Jaroslaw, había asegurado que si Lech llegaba a ser presidente (cosa que ocurrió en diciembre de 2005), él no se postularía como aspirante al puesto de primer ministro.

En fin,Polonia bien vale un sacrificio, supongo.

El caso es que, en solo unos meses, estos dos angelitos han conseguido sembrar el terror en las cancillerías de media Europa (en la otra media aún no se lo creen), mediante una serie de decisiones que han soliviantado a todas las organizaciones de derechos humanos y han puesto en jaque a la eurocámara. Nada más asumir el poder, anunciaron la reintroducción de la pena de muerte en el ordenamiento jurídico polaco, mostraron públicamente sus reticencias a la integración europea y solo tras la intervención de Angela Merkel, prestraron un tibio apoyo a la ratificación de la Constitución europea. Además mantienen prácticamente paralizada la política exterior de la UE mediante el uso contínuo de vetos (como en las trascendentales negociaciones con Rusia por el suministro energético, bloqueadas desde hace tres meses).

“Polonia es una espina que tenemos clavada en un pie de la UE”, así les definen los responsables de la política exterior europea.

Pusieron en marcha una ley (ríanse ustedes de lo de la memoria histórica) que obliga a todos los polacos nacidos antes de 1972 a presentar una declaración escrita sobre sus vínculos con los servicios secretos del régimen comunista, (Amnistía Internacional , la oposición y asociaciones de defensa de derechos humanos polacas han denunciado al gobierno ante los tribunales por ello) y ahora, rizando el rizo, preparan una ley que perseguirá a todo el que propugne o hable sobre homosexualidad en escuelas, universidades y cualquier otra institución académica.

Ya viene de antigua esta fijación con los homosexuales. Mientras Lech fue alcalde de Varsovia, se dedicó en cuerpo y alma a impedir que en sus calles se celebraran desfiles, marchas o manifestaciones de gays y lesbianas y, ahora ha encargado a su viceministro de educación, Marek Orzechowski, que limpie escuelas, institutos y universidades de homosexuales. El ministro informó que con la ley se pretende “castigar a cualquiera que promueva la homosexualidad o cualquier otra desviación de naturaleza sexual en los centros educativos” y que “los profesores que revelen su homosexualidad serán despedidos de sus trabajos”.

De momento, la UE y asociaciones de defensa de derechos humanos como Human Rigth Watch, están a la espera de ver en que queda todo, aunque lo más probable, es que la cosa termine en los tribunales internacionales, que con los dos gemelitos, me malicio, van a tener trabajo de sobras.

Pobres polacos.

Anuncios

Responses

  1. Madre mía, me he quedado helada. Sabía algo por encima, pero no pensaba que fuese tan horrible. Mientras estaba leyendo tu entrada me estaba acordando de “1984” y “el Gran Hermano te vigila”.

    Me parece increíble que en la civilizada Unión Europea del siglo XXI ocurran estas cosas.

  2. Apreciado autor:
    es un misterio de la naturaleza sin resolver; mis vecinos aseguran que si quitas el nombre de Aznar y pones el de Zapatero, tu escrito anterior sigue siendo igualmente válido. ¡Estoy hecho un lío!

  3. Scout, entonces como ahora, Orwell siempre resulta desazonadoramente actual. (Me gusta tu blog, voy a enlazarlo)

    Igualda, deslíese usted y dígale a sus vecinos que, como cantaba Alejandro Sanz, no, no es lo mismo.

  4. Se me ponen los pelos de punta sólo de pensar en “1984” y más se me ponen de pensar cómo deben estar los pobres polacos de acojonados. Yo desde luego lo estaría. Y no digamos ya los polacos homosexuales… Por desgracia, esto también me ha recordado a la Alemania nazi…

    ¡Saludos y gracias por enlazarme!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: